martes, 17 de febrero de 2009

Tinúviel


Es extraño poder sentir esta cantidad de emociones, es raro creer que solo una persona las produzca, es inpensable que las con las cosas mas simples te hagan salir de esa armadura de vanidad y prepotencia, y que te convenzan que puedes convertir en mortal al ser divino, casi a un angel, y que esta hada renuncie a toda su belleza y magia por tomarte de la mano.

Gracias por hacerme Beren en este cuento y tu mi Lúthien.

1 comentario:

hera dijo...

que cosa tan linda la que escribiste y muy cierta, es increible que una persona puedameterce asi en nuestras vidas